¡Increíble! El duque de Edimburgo, de 97 años, tiene un accidente, y sale ileso

0
124

El duque de Edumburgo, marido de Isabel II de Reino Unido, sufrió este jueves un accidente de tráfico «leve», según informó el palacio de Buckingham. El hombre, de 97 años, chocó su todoterreno Land Rover con otro coche, un Kía, en el que viajaban dos mujeres, de 45 y 28 años, y un bebé de nueve meses. Pese a las aparatosidad de las imágenes, el padre de Carlos de Inglaterra, que conduciría el vehículo, no fue herido, mientras que las mujeres sufrieron heridas leves y el niño resultó ileso.

Todo sucedió en los alrededores de Sandringham, la finca al este de Inglaterra en la que la reina y su familia pasan las vacaciones de Navidad y varias semanas al comenzar el año. Y las fotos ya dieron la vuelta al mundo entero.

Cómo ocurrió el accidente

El suceso se produjo sobre las cuatro de la tarde (hora española) en una carretera de Sandringham y la Policía del condado inglés de Norfolk ya investiga lo sucedido. Tras el choque, Felipe de Edimburgo se acercó al otro vehículo implicado para preguntar si todos estaban bien.

Cuando todo pasó, el Duque se mostró muy ‘conmocionado’. Roy Warne, uno de los testigos que presenció todo, aseguró que el marido de la reina dijo a los agentes que «había quedado deslumbrado por el sol» antes de producirse la colisión, según recoge el Daily Mail.

«Estaba conduciendo rumbo a casa, cuando vi un coche que se salió del carril y rodó hasta terminar al lado de la carretera y hubo una gran colisión con otro coche», dijo. «Fui al otro coche. Había un bebé en la parte de atrás y, con otro hombre, lo sacamos. Luego fui al coche negro para ayudar y me di cuenta de que era el duque de Edimburgo. Le pedí que moviera su pierna izquierda y luego le ayudé a salir», relató Warne en conversación con la radio de la BBC. Debido al estado en el que quedó el vehículo, tuvo que ser sacado del interior por el techo solar por su propio pie.

Lo último que se sabe es que el duque de Edimburgo acudió al hospital y mantiene contacto con las dos mujeres heridas en el accidente

Lo cierto es que la espectacularidad de las imágenes, en las que se ve el vehículo volcado de Felipe de Edimburgo, volvieron a poner de actualidad la preocupación que ya mostró el príncipe Carlos hace años porque su padre, pasados los 90 años, se pusiera al frente del volante. Fue en 2014 cuando el hijo del excabo Ivor Thomas reveló, tras un acto oficial con el heredero al trono británico, que su padre aún conducía su Ford Sierra de 1985, a lo que el marido de la duquesa de Cornualles dijo: «También lo hace mi padre. Siempre estoy preocupado. ¿Pero su vista está bien?».

Sobre él

Felipe, nacido en la isla de Corfú en 1921, está retirado de la vida pública desde agosto de 2017, tras pasar siete décadas al lado de su esposa en miles de actos oficiales y en más de 22.000 en solitario. Su salud lleva años delicada.

Pese a su avanzada edad, goza de una relativa buena salud. En abril de 2018 fue operado de la cadera satisfactoriamente. Una visita por el hospital que no le impidió que un mes después acudiera al enlace de su nieto, el príncipe Harry con Meghan Markle.

También estuvo entre los invitados de la boda de otra de sus nietas, Eugenia de York, que se celebró el 12 de octubre del año pasado. No obstante, aunque su presencia en actos familiares está casi siempre asegurada, en 2017 dijo adiós a sus compromisos públicos debido a su edad.

Su última aparición en público fue el año pasado en la boda de una de sus nietas, Eugenia de York. Aquí, junto a la reina Isabel II