Rastrillaje: en la Villa reciben con gratitud a los brigadistas

0
67

En la tienda de don Reinaldo C., en el barrio Porvenir, dos personas tienen síntomas respiratorios. Venden hamburguesas y abarrotes. Anoche, don Reinaldo despertó dos veces con falta de aire, pero hoy se siente mejor.

La médica voluntaria le entregó dos kits con medicamentos para él y su hija.La profesional le recomendó usar barbijo porque está con síntomas, además de tomar una serie de mates calientes.

Casa por casa, los voluntarios empezaron hoy a registrar tanto a personas sanas como a enfermas. Algunos estaban acompañados por uniformados de las Fuerzas Armadas. Hay médicos y bioquímicos. Otros no son profesionales, pero fueron capacitados para reportar a quienes tienen síntomas. La información es procesada por el personal de la Armada, que deriva desde sus teléfonos a sus jefes de grupo.

Los vecinos atienden a los brigadistas en la entrada de sus casas. Invariablemente, salen varios para dar información y preguntar si tienen que hacerse la prueba, qué medicación pueden tomar y cómo cuidarse.Alrededor de mil voluntarios se movilizaron en esta jornada.

Hasta mediodía, a los 300 médicos que ayer se presentaron, se sumaron 200 más. "Les hice un contrato por 90 días. Fue una alegría firmar esos contratos", dice la alcaldesa, Angélica Sosa.

No faltaba el enjambre de curiosos que se reunían para ver cómo una ambulancia trasladaba a un vecino delicado. Muy pocas fueron las casas donde los que tenían síntomas preferían no salir a dar información. En dos de ellas, después de esperar un poco, decidieron atender a los brigadistas.

La movilización de las brigadas empezó el 19 de mayo, pero hoy se sumaron la Gobernación, las Fuerzas Armadas, funcionarios municipales (bomberos incluidos) y voluntarios particulares.

La acción se concentró en la Villa Primero de Mayo (distrito 7). Un trabajo similar se hará durante los siguientes diez días en el Plan 3.000 y en otras zonas de la ciudad. Se da prioridad a los lugares donde se reportaron más casos de Covid-19.

La intención del rastrillaje es brindar un tratamiento temprano a quienes tienen síntomas de coronavirus, para evitar que lleguen a ser hospitalizados o requieran de un espacio en terapia intensiva.