El confinamiento y las mascarillas han minimizado la gripe en el hemisferio sur ¡los expertos predicen algo similar en el norte!

0
36

Desde el comienzo de la pandemia en nuestro país y tras los primeros meses de confinamiento, uno de los mayores temores de los epidemiólogos ha sido siempre el mismo: que la temporada de gripe coincidiera con una segunda ola de COVID-19. Esto sería una catástrofe para nuestro sistema sanitario porque lo más probable es que se colapsara en pocos días.

De hecho, la Sociedad Española de Inmunología (SEI) ha advertido de la importancia de vacunarse este año de la gripe, cuya campaña podría adelantarse precisamente para no coincidir con la segunda ola de Coronavirus. Además de las compras habituales de vacunas de la gripe por parte de las comunidades autónomas, el Ministerio de Sanidad ha anunciado la compra de cinco millones de dosis adicionales.

Young woman with handkerchief

Sin embargo, se vislumbra un rayo de luz. Este año la epidemia de gripe en el hemisferio sur no ha tenido casi incidencia. Los expertos lo achacan a que las medidas de distanciamiento social, confinamiento y mascarillas han evitado también la propagación de otros virus.

Y es que en el hemisferio sur han vivido el primer pico de coronavirus en invierno -estación en la que brota la gripe- permite ser relativamente optimista.

Un estudio frustrado

La revista Science ha sido la encargada de desvelar el estudio frustrado de un grupo de científicos del Centro Nacional de Enfermedades Comunicables de Sudáfrica que intentó realizar un estudio sobre la interacción entre la COVID-19 y la gripe común.

Una investigación que finalmente no pudieron llevar a cabo porque la este año los casos de gripe han sido mínimos, unos datos que no tienen precedentes hasta el momento.

«La distancia social, el lavado de manos y las mascarillas son útiles frente a cualquier virus», considera Cohen, una de las investigadoras del proyecto que añade: «No es que no haya habido gripe sino que las medidas tomadas para evitar la propagación del SARS-CoV-2 han evitado también la de la gripe»